3.12.12

NI RUBALCABAS NI CHACONES




Alfredo Pérez Rubalcaba


Nos gobierna un equipo del PP que, como el que ya encabezara Aznar, no ganó las elecciones. Me explico: fueron los candidatos del PSOE los que perdieron las elecciones. Un González acosado por los casos de corrupción al más alto nivel de su equipo, un Almunia heredero de todo ese recuerdo o un Rubalcaba co-autor de las medidas derechistas de Zapatero no aportaban ilusión ni ganas de salir a votar por la opción del puño y la rosa. Ni Borrell o Chacón si se hubieran llegado a presentar, habrían superado los resultados de Almunia o Rubalcaba. Y los datos de las encuestas actuales me dan la razón: con el ex-ministro del Interior como cabeza visible y el PP desmontando el Estado del Bienestar, Rajoy pierde votos cada vez que hace algo que dijo que nunca haría, mientras el PSOE no levanta cabeza asociada a una situación anterior a la que nadie quiere volver.


José Zaragoza


Pero la fórmula para revertir esta situación la saben. Tras la derrota sin paliativos en los primeros comicios donde se presentaba Almunia, éste siguió los pasos de su antecesor dimitiendo la misma noche electoral. Y tras esto se celebró uno de los congresos más interesantes de la historia del socialismo moderno, un congreso donde a pesar de haber cuatro candidatos, la cosa se iba a resolver entre dos de ellos. Por un lado estaba Bono como continuador de la línea socialista clásica, y por otro lado había un desconocido Zapatero que, aunque joven, llevaba años como diputado y tenía un equipo también con mucha ilusión por cambiar las cosas. A pesar de que no fui, recuerdo muy bien aquellas fechas. Por aquel entonces yo estudiaba en la universidad y militaba activamente en el sindicato AJEC, siendo el representante del mismo en mi universidad, por lo que también formaba parte de la Ejecutiva Nacional. Recuerdo la llamada del primer secretario invitándome a una reunión poco usual, en el que un miembro del PSC quería reunirse con nosotros para captar los problemas estudiantiles y a la vez hablarnos de la actualidad política. Entonces el nombre de este político me resultó completamente desconocido, ya que no era ningún cargo público, pero me sorprendieron su forma de escuchar, exponer sus ideas y su clarividencia. No era otra que el ahora diputado José Zaragoza, que nos comunicó el día antes que sin duda Zapatero sería el vencedor. Y acertó de lleno.


Eduardo Madina


Los descalabros electorales de Andalucía, Euskadi, Galicia y Cataluña sólo prueban que es necesario un nuevo proyecto con un líder rompedor del proyecto acabado de Zapatero, alguien que no recuerde en nada a él. No valen ex-ministros, solo gente con experiencia pero sin haber estado en cargos que los visualizaran directamente con el pasado. Compañeros como Eduardo Madina, historiador de 36 años y diputado desde 2004 en el Congreso, u otros compañeros que son desconocidos hasta para mi, deben de dar un paso al frente y tomar el timón del partido. Deben conformar un proyecto que visualice una alternativa nueva a las políticas de derechas, no hace falta que nos prometa la luna, simplemente asegurarnos que no nos mentirá.

No hay comentarios: